Back

 

Para ser Auror se necesitan una de las más altas medias en Hogwarts


Los Aurores
Los aurores son la elite del mundo mágico. Se les exigen como mínimo cinco ÉXTASIS y no aceptan notas inferiores a Supera todas las Expectativas. Las asignaturas recomendadas para esta carrera son: Defensa Contra las Artes Oscuras, Transformaciones, Pociones y Encantamientos. Después de terminar el colegio tienen que realizar un curso de tres años en el que además de enseñarles asignaturas como Sigilo y Rastreo y Ocultación y Disfraces se les evalúa su temperamento. Después de estos tres años entran en el Ministerio de Magia y se encargan de buscar a magos oscuros y llevarlos a Azkaban. Ellos actúan como la policía secreta muggle. La Oficina principal de Aurores se localiza en la segunda planta del Ministerio de Magia. Consiste en una serie de cubículos abiertos, cada Auror es asignando a un espacio para trabajar. Los cubículos se decoran con fotografías de magos buscados, mapas, recortes del Profeta, y otras curiosidades. El cubículo de Kingsley Shacklebolt se localiza abajo en el extremo.

Se relacionan a menudo con otros departamentos como por ejemplo cuando Sirius se escapo Kingsley Shacklebolt le pidió a Arthur Weasley un informe sobre armas de fuego por si Sirius las usaba (este informe se predice que no fue muy revelador porque Kingsley no tenia intención de buscar a Sirius y porque Kingsley después de leerlo las llama armas de juego). Algunos aurores tienen gran reconocimiento en el mundo mágico. Este es el caso de Alastor Moody y Frank y Alice Longbottom. Parece ser que los aurores tienen mayor rango cuanto más tiempo llevan siéndolo ya que Tonks en OF dice que Kingsley es un cargo superior a ella que termino la carrera hace un año. Desde 1992 y hasta 1995 no admitieron a nadie para ser auror.

En los años setenta los aurores se enfrentaron a una de las catástrofes más grandes del mundo mágico: Voldemort y sus Mortífagos. Los aurores perdieron muchos compañeros entonces y otros han quedado con secuelas permanentes como Frank y Alice Longbottom. Bajo la dirección de Bartemius Crouch Sr., en los años de máximo poder de Voldemort, cabeza del departamento de ley mágica los aurores tuvieron  poderes aplastantes. Estos poderes eran por ejemplo usar las maldiciones imperdonables contra los sospechosos de ser Mortífago o mandar a prisión a los sospechosos capturados sin juicio previo. Por esta política Sirius fue a Azkaban 12 años sin juicio siendo inocente.   

A principios de los años noventa el director de la oficina de aurores es Rufus Scrimgeour. Este en agosto de 1995 (seguramente influenciado por la política de Cornelius Fudge) investiga dentro de su propio departamento quien está con Dumbledore que por aquel entonces trataba de probar que Voldemort había vuelto. Por esta razón les hace preguntas raras a Kingsley y a Tonks.

Después de que en junio de 1996 el Ministerio tuviera que admitir que Voldemort había vuelto el se convirtió en Ministro de Magia por aclamación popular. Aunque es una persona muy diferente a Fudge sigue su política.

Barty Crouch Jr,  fingiendo ser Moody les dijo a  Harry y a Hermione que ellos tenían talento para ser Aurores (CF). Harry le dijo a McGonagall que él quería ser auror tras dejar Hogwarts (OF). Dolores Umbridge le reprochó a McGonagall darle ilusiones porque el Ministerio no acepta para ser auror a gente con delitos. Parece ser que este dato es verdadero porque McGonagall le dijo que Harry había sido absuelto de todos los cargos. Ron también quiere serlo.

Harry Potter se convierte en auror con diecisiete años, en plena remodelación del departamento llevada a cabo por el ministro Kingsley Shacklebolt. En 2007 se convierte en el Jefe del Departamento (JKR).

Es habitual que los aurores posean una varita con madera de endrino (P).

Los aurores que conocemos son:

contenido original © 2004-2013 A.J.P y Daniel Virguez
ilustración de Ojoloco Moody © 2004 El Cronista de Salem
Contenido Original: 16/10/2004 ~ Última Actualización: 2/4/2013